Cómo demostrar acoso laboral

Cómo demostrar acoso laboral

Antes de hacer nada, recopila información y documentación. Habla con un abogado y un psicólogo forense.

El acoso laboral, al ser un ataque contra los derechos fundamentales, se produce una inversión de la carga de la prueba, que pasa a ser para la empresa. Es esta la que deberá demostrar que no existe una situación de acoso laboral en los hechos denunciados, pero aún siendo esto así, deben presentarse indicios suficientes que respalden esa denuncia.

Los tipos de pruebas más habituales a la hora de respaldar las denuncias de acoso son las siguientes:

  • Emails que contengan información relacionada con las acciones de acoso laboral.
  • Conversaciones de whatsapp siempre que se pueda acreditar su veracidad.
  • Fotografías.
  • Mensajes recogidos en redes sociales.
  • Grabaciones de conversaciones en las que se pueda acreditar la situación de acoso.
  • Partes de baja por enfermedad.
  • Informes médicos, psicológicos o psiquiátricos.
  • Si ha existido actuación de la inspección de trabajo, el acta de la misma.
  • Testigos del acoso si es posible aportarlos.

Obviamente, antes de aportar todas estas pruebas, habrá que consultar con un abogado si serían admisibles en el proceso, ya que no siempre podrán ser utilizadas.

¿Y qué puedes hacer tú para tomar ventaja?

no te quedes esperando pruebas, ve a por ellas

La herramienta más potente que existe ahora mismo para demostrar el daño psíquico producido por las acciones de acoso laboral es el informe pericial que pueda realizar un psicólogo forense. Evaluar la situación de acoso en el lugar de trabajo es una labor compleja, ya que debe ser enfocada desde varios ángulos y poner en relación diferentes caras de la misma realidad. Hay que hacer un análisis de la situación de acoso descrita por la víctima, examinar las características del centro de trabajo y el organigrama laboral de las distintas personas implicadas en el proceso de acoso. 

Otro punto a evaluar es si existen protocolos de actuación ante casos de acoso laboral en la empresa y formación específica en mobbing del personal laboral. Una vez hecho todo esto, se procede a analizar el historial laboral de la víctima y a establecer una historia cronológica del proceso de acoso sufrido para poder determinar la duración y frecuencia de los ataques a la víctima.

Finalmente se pone en relación todo lo analizado con la sintomatología de la víctima tanto de tipo físico como psicológico y se comprueba si puede haber relación de causalidad entre el acoso laboral y esos síntomas.

Obviamente, todo este análisis e investigación que será plasmado en el informe pericial, se realizará siempre desde la máxima objetividad y ateniéndose a lo encontrado en la exploración, como no puede ser de otra manera.

Hecho todo esto, si el informe determina que efectivamente se está produciendo una situación de acoso laboral y que ésta está conllevando para la víctima consecuencias negativas para su salud, la persona acosada tendrá una herramienta de enorme valor para poder plantear una demanda contra su empresa por el acoso laboral sufrido.

Un informe pericial es una prueba documental a nivel jurídico procesal, lo que hace que, en caso de tener uno redactado por un psicólogo forense colegiado, pueda decantar la balanza de tu lado

Informe pericial psicológico

Si estás sufriendo acoso laboral, te ayudamos a demostrarlo

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar